El Área de Infraestructuras da por finalizadas las obras de estabilización de laderas anexas a la carretera CV-580 entre Millares y Dos Aguas, llevadas a cabo por el Servicio de Construcción. Las obras han supuesto una inversión de 2.000.000 € y se han ejecutado en un plazo de nueve meses, con actuaciones de sostenimiento y contención en una zona con un riesgo de desprendimientos muy elevado, tal como se ha ido reflejando a lo largo de la historia de la vía.

 

El Área de Infraestructuras de la Diputació de València ha dado por finalizadas las obras de estabilización local de laderas anexas a la carretera CV-580, en el tramo: Millares a Dos Aguas. La actuación, que abarca a ambos términos municipales, se ha ejecutado en nueve meses, con una inversión de algo más de 2.000.000 euros. El tramo de carretera que une estas dos localidades, presenta un tráfico local, pero los fines de semana éste se ve incrementado por la afluencia de muchos aficionados al motociclismo y al ciclismo.

A lo largo de su historia, este tramo de la carretera ha sufrido numerosos incidentes con desprendimientos diarios de pequeños bloques o piedras y también acontecimientos mucho más notables con caídas de grandes bloques o deslizamientos de tal envergadura que cortan la vía durante varios días, tal como ocurrió en diciembre de 2016.

Por tanto, ante la elevada probabilidad de fallo en los taludes colindantes a la vía objeto de estudio durante episodios de precipitaciones torrenciales, y la situación de aislamiento en la que quedan las anteriores poblaciones tras el corte de la carretera CV-580 (como medida de prevención para evitar daños materiales e incluso pérdidas humanas), la Diputación de Valencia ha llevado a cabo estas obras para reducir el riesgo existente y, por tanto, aumentar las condiciones de seguridad vial en la infraestructura.

 

Las obras han contemplado actuaciones en 28 taludes del citado tramo de carretera, con diferentes tipologías. En general, estos sistemas se han dividido en dos líneas fundamentales de trabajo:

·         Medidas de protección: Colocación de pantallas dinámicas en el macizo: Una pantalla dinámica es un sistema de protección frente a desprendimientos diseñado para interceptar las rocas o derrubios en un punto de su trayectoria en vez de en el lugar de origen. La energía de impacto se disipa gracias a la deformación de los elementos del sistema. Protege cualquier zona de las caídas de rocas procedentes de laderas y puede servir para retención de coladas de barro y flujo de detritus. Este sistema, con un reducido desarrollo, puede cubrir o proteger una amplia zona.

·         Medidas de estabilización y sostenimiento: Colocación de malla de triple torsión simple y reforzada con cables y bulones; colocación de red de anillos junto con malla de triple torsión reforzada con cables y bulones; refuerzomediante bulones de los bloques de mayor magnitud, para consolidar grandes volúmenes de materia. Hormigón proyectado en desmontes con fuertes inclinaciones, formados por materiales sueltos.

©2016 - Ayuntamiento de Millares | Aviso Legal | Desarrollado por COMmuniquemCon la colaboración de:  València Turisme